P1010021.JPG

CONTROL PH CON CO2

El valor de pH (marca el grado de acidez o alcalinidad del agua) de una piscina debe oscilar entre 7,2 y 7,6. Por debajo de estos valores el agua es corrosiva y deteriora los elementos de la instalación y por encima se producen incrustaciones que bloquearan los filtros enturbiando el agua, además de provocar irritaciones en los ojos y piel de los bañistas. Una alternativa limpia y segura para la corrección del pH de la piscina es el dióxido de carbono (CO2), ya que elimina la dependencia de los ácidos minerales altamente corrosivos. Carburos Metálicos dispone de CO2 homologado por el Ministerio de Salud y Consumo para su uso en el tratamiento de agua en piscinas.

Beneficios control pH con CO2 

Mejores condiciones de trabajo al no utilizar ácidos tóxicos y corrosivos

Mejores condiciones de trabajo al no utilizar ácidos tóxicos y corrosivos

Producto existente en el aire, responsable de la regulación NATURAL de pH en ríos y mares

Reducción significativa de la generación de oxidantes

Reducción de los costes de mantenimiento y ahorro agua y energia debido a la disminución de los lavados y la desaparición de la corrosión de las instalaciones

Se elimina el riesgo de sobre acidificación, el pH no puede bajar de 6,5

VENTAJAS MEDIOAMBIENTALES y reducción de la emisión de gases efecto invernadero