IMG-20210403-WA0004.jpg

FILTRACION

Afm (Avanzado Sistema De Filtrado)

Filtracion con vidrio activado AFM

Un medio filtrante debe cumplir ciertas funciones en un filtro de presión.

 

La principal consiste en retener los sólidos del agua, cuanto más rugosa sea la microestructura del medio filtrante más efectivo resultará, pero a su vez más difícil de lavar y estará más expuesta a la contaminación bacteorológica.

Utilizando vidrio activado AFM como lecho filtrante en vez de arena o zeolita es posible:

 

  • Reducir los productos químicos entre un 30-80%

  • Mejorar la filtración en un 30-50 %

  • Reducir la frecuencia de lavados, ahorrando agua y energía

  • Una mayor vida del lecho filtrante (LA ARENA SE CAMBIA CADA 4-5 AÑOS)

  • Evitar la formación de Biofilm, tricloraminas y trihalometanos

  • Eliminar olores del agua y el aire

UN FILTRO CON AFM TIENE UN MILLÓN DE VECES MENOS BACTERIAS QUE UNO DE ARENA

Comparativa de medios filtrantes 

La zeolita tiene una estructura más cristalina y una superficie aún más rugosa que la arena. Este medio filtrante tiene una capacidad de filtración superior a la arena pero también por su estructura, alberga infinitos espacios entre la zeolita perfectos para el desarrollo de las bacterias. LA ZEOLITA CREA UN BIOFILM SUPERIOR A LA ARENA

Las bacterias cubren la arena y después de unos pocos días se convierten en 1 millón por cada gramo de arena. Estas se ubican en los agujeros microscópicos de las paredes de poliester de los filtros y en los huecos entre los granos de arena. Posteriormente desarrollan una capa de protección conocida como BIOFILM que las protege del cloro.

AFM es un producto de cristal reciclado y procesado para sustituir la arena o la Zeolita en filtros de gravedad o de presión. La función principal que debe desempeñar este medio consiste en retener los sólidos del agua. El AFM tiene una microestructura muy lisa pero también lleva una carga negativa en la superfície lo suficientemente fuerte como para atraer pequeñas partículas del agua.

AFM tiene un rendimiento superior a los filtros de arena o zeolita. Se ha comprobado que debido a la dificultad de desarrollo de las bacterias en este medio, el tiempo de lavado és más rápido y mucho más eficaz. Un lecho de AFM se mantiene mucho más limpio por lo que el riesgo de contaminación de bacterias es muy inferior.